Pesca

Imagínate a ti mismo pescando el pez de tus sueños. Ahora imagínate haciéndolo en el paraíso. Te sientes bien ¿verdad? Pues deja de imaginarlo y hazlo realidad con Mayo Oldiri Fishing.

Pero, ¿por qué es tan especial pescar en Cuba? Gracias a que durante más de cuarenta años la pesca deportiva ha estado prohibida en todas las aguas cubanas, hoy en día, las poblaciones de especies tales como sábalo, macabí, palometa, barracuda, róbalo o pargo, son excepcionales. Además, Cuba cuenta con un sinfín de archipiélagos, denominados “cayos” donde históricamente los pescadores locales no han sido capaces de llegar debido a que en muchos casos se sitúan a más de 50 km de la costa, por lo que las especies allí presentes no han sufrido ninguna presión por parte de la pesca. Sólo en los últimos años se ha retomado en Cuba esta actividad deportiva, siendo Mayo Oldiri Fishing una empresa pionera en hacer disfrutar a personas de todo el mundo de su pasión: la pesca.

Además, para garantizar que la jornada de pesca sea un éxito total, Mayo Oldiri Fishing cuenta con el mejor equipo de guías profesionales de Cuba. Totalmente bilingües (Español e Inglés) y con más de quince años de experiencia, nuestros guías poseen un perfecto conocimiento de las zonas de pesca, el comportamiento de cada especie, los señuelos necesarios para cada momento y las técnicas más apropiadas para lograr que su experiencia con nosotros sea inolvidable.

Podrás disfrutar al máximo de tu pasión sin ver a otro pescador durante horas, pescando en cayos completamente vírgenes, alejados decenas de kilómetros de cualquier civilización, rodeados de aguas turquesas y con miles de metros de fondos de arena blanca, totalmente vadeables. Además, alrededor de estas aguas someras aparecen canales profundos que proporcionan un hábitat perfecto para los grandes sábalos. Cuando las mareas son favorables, estos sábalos se mueven hacia las zonas poco profundas, proporcionando a los pescadores la oportunidad de pescar a pez visto estos enormes monstruos.

No hay lugar a dudas. Es una oportunidad única de vivir una experiencia inolvidable, pescando gigantes sábalos de hasta 60 kg, preciosos y esquivos macabí y rapidísimas palometas. Y todo ello, disfrutando del trato inmejorable de Mayo Oldiri Fishing.